Gugú
  • Lucesnocturnas
    Todas las noches aparecen luces diminutas en el cuarto de Sandy. Las atrapa y crea criaturas maravillosas con las que juega hasta que se duerme, y por la mañana les devuelve la vida en sus extravagantes dibujos. En el colegio de monjas donde estudia, Sandy se aburre: le cuesta prestar atención en clase y se pasa el tiempo llenando sus cuadernos de dibu[...]Ver ficha
  • Pablo jane
    Una lluviosa tarde de domingo, Pablo y Jane se aburren en casa. Ya han jugado a todos sus juegos, leído todos sus libros y no queda ningún rincón del vecindario que no hayan explorado. Excepto uno: la vieja casa de la colina con su misterioso fulgor verde. Allí descubrirán una extraordinaria máquina que los llevará al más terrorífico de los viajes: a la[...]Ver ficha
  • Cabelloloco
    El dúo responsable de Los lobos de la pared (Astiberri, 2004) vuelve con otro caótico libro de imágenes en el que un hombre, agraviado por la forma en que una niña observa su extravagante peinado, le explica en una serie de rimas, crecientemente ridículas, todas las cosas que se pueden encontrar en las guedejas que surgen como remolinos de su cabeza. [...]Ver ficha
  • El peque%c3%b1o pap%c3%a1 noel
    El pequeño papá Noel forma parte de esos tebeos con dos niveles de lectura que son una máxima en la colección Gugú: hacen felices a los niños y apelan al interés de los padres. Es decir, una colección que deja de considerar al niño como un adulto idiotizado para apostar por historias y grafismos inteligentes y actuales sin dejar de descuidar el punto de[...]Ver ficha
  • Reycatastrofe eusk
    Trondheim y Parme, la misma pareja creativa de la brillante Venezia, proponen este ¡Vaya cara tiene Adalberto!, primer tomo de la saga El rey catástrofe. Está protagonizado por un niño que, con apenas una década a sus espaldas y levantar poco más de un palmo del suelo, dirige su reino de Porto Cristo o, al menos, lo intenta con una rara arrogancia: y es[...]Ver ficha
  • El rey catastrofe
    Trondheim y Parme, la misma pareja creativa de la brillante Venezia, proponen este ¡Vaya cara tiene Adalberto!, primer tomo de la saga El rey catástrofe. Está protagonizado por un niño que, con apenas una década a sus espaldas y levantar poco más de un palmo del suelo, dirige su reino de Porto Cristo o, al menos, lo intenta con una rara arrogancia: y es[...]Ver ficha
  • Loboscat
    Cuando Lucy cuenta a sus padres que oye a los lobos de la pared, su familia no la cree, pero cuando descubren que tiene razón no les queda más remedio que salir corriendo. ¿Cómo recuperarán su hogar? “Un hechizante cuento para niños que deberían leer los adultos. Los lobos de la pared es el último delirio de los ingleses Neil Gaiman y Dave McKean, pres[...]Ver ficha
  • Lobos
    Las sombrías y atmosféricas imágenes de Dave McKean, que mezclan dibujo e imágenes fotográficas para crear un efecto de collage, son la pareja perfecta para la sorprendente y divertida historia de Gaiman. La heroína, Lucy, está segura de que oye ruido de lobos en su casa. Cuando éstos salen de la pared obligan a Lucy, sus padres y su hermano a huir de l[...]Ver ficha
  • Lobos eusk
    Cuando Lucy cuenta a sus padres que oye a los lobos de la pared, su familia no la cree, pero cuando descubren que tiene razón no les queda más remedio que salir corriendo. ¿Cómo recuperarán su hogar? “Un hechizante cuento para niños que deberían leer los adultos. Los lobos de la pared es el último delirio de los ingleses Neil Gaiman y Dave McKean, pres[...]Ver ficha