La Isla de los Cien Mil Muertos
  • Laisladeloscienmilmuertos1
  • Laisladeloscienmilmuertos2
  • Laisladeloscienmilmuertos3

La Isla de los Cien Mil Muertos

Fabien Vehlmann, Jason

56 páginas. Color
Rústica con solapas. 17 x 24 cm
ISBN: 978-84-15163-96-1
  • Edición en papel
    13.00 €

Jason dibuja una historia de piratas en su primera colaboración con un guionista, nominada a los premios Eisner y de los bibliotecarios estadounidenses, y que formó parte de la selección oficial del festival de Angoulême 2012.

Hace cinco años el padre de Gwenny encontró, dentro de una botella, un mapa con la situación de la misteriosa Isla de los Cien Mil Muertos y sus legendarios tesoros, y desapareció. La joven, al encontrar otro mensaje, se embarca en un navío pirata y se dispone a buscar la isla y a su perdido progenitor. Lo que ignora es que la isla hace honor a su nombre y esconde una escuela de verdugos y torturadores donde los jóvenes estudiantes aprenden las más sofisticadas y crueles tácticas para extraer información de los prisioneros...

Jason, en su primera colaboración con un guionista, encuentra a alguien que consigue interiorizar a la perfección su personal estilo e ingenio. Sobre su trabajo con Vehlmann, el autor noruego asegura: “Me sorprendió un poco la oscuridad de la historia, ya que me había imaginado un libro para todos los públicos, pero Fabien fue mucho más allá de lo que yo esperaba cuando la historia llegó a la isla. Como la escena del loro en la mazmorra, era casi como La isla del tesoro dirigida por David Lynch”.

“El trabajo de Jason siempre llega directamente al corazón y al cerebro del lector usando su bestiario personal para plantear preguntas sobre las necesidades humanas básicas en una incansable búsqueda de respuestas. Su colaboración con el pícaro y sardónico Vehlmann ha producido un auténtico clásico del que seguiremos hablando durante mucho tiempo”. Win Wiacek. Graphic Novel Reviews

“Esta historia de piratas no es trepìdante, ni encantadoramente romántica, ni mucho menos previsible. En todo caso, sirve de metáfora de anhelos y carencias que todos podemos sentir cercanos”. Octavio Beares. La Opinión de Tenerife