Mi puta vida
  • Miputavida 1
  • Miputavida 2
  • Miputavida 3

Mi puta vida

Tom Roca

168 páginas. Blanco y negro
Rústica con solapas. 17.0 x 24.0 cm
ISBN: 978-84-16251-02-5
  • 15.00 €

Tom, humorista gráfico, periodista, guionista, productor ejecutivo y director de programas de televisión, repasa su biografía personal y profesional a través de una sucesión de jugosas anécdotas para armar un retrato de la España de la transición –cultural, política, social– hasta la actualidad, a partir de su experiencia en el mundo de las revistas de humor y de las producciones televisivas: desde su labor como ayudante de Raf, en la Editorial Bruguera, a entintador de Vázquez o Ibáñez; de fundador de revistas humorísticas a asiduo visitante del Tribunal de Orden Público en la ilustre compañía de los Romeu, Perich, Maruja Torres y Vázquez Montalbán.

En su faceta de productor ejecutivo, guionista y director de programas de televisión ha tenido sonados encontronazos con Jamie Lee Curtis (en este caso involuntario) y encuentros con gente tan variopinta como Jesús Hermida, Jeanne Moreau, Oliver Stone, Javier Bardem, Virna Lisi, Imanol Arias, Francis Ford Coppola o Cristina Tàrrega. Fue partícipe de populares programas de la pequeña pantalla como Al salir de clase, Médico de familia, Querido maestro, Periodistas o Todos los hombres sois iguales. En su haber figura el día que fastidió la fiesta de inauguración de Vía Digital o haberse escabullido de un juzgado el día del atentado a Carrero Blanco. Todo ello aderezado con fotografías del autor y con una amplia selección de chistes ilustrados publicados en diversas cabeceras a lo largo de su vasta trayectoria profesional.

El propio Tom confiesa haber estado toda su vida “contra cualquier tipo de poder, político, económico, eclesiástico, laboral, cualquier tipo de poder que me fuera impuesto. Quizá por esto soy anarquista desde los quince años. Afortunadamente en mi vida he conseguido casi todo lo que he soñado o me he propuesto, soy poco ambicioso, nunca he querido posesiones, mansiones, yates; por no tener no tengo ni hipoteca”.