El dibujado
  • Eldibujado interiores22
  • Eldibujado interiores23
  • Eldibujado interiores24

El dibujado

Paco Roca

(incluye dos despegables de 6 y 4 páginas). 58 páginas. Color
Cartoné. 19.5 x 32.0 cm
ISBN: 978-84-18215-96-4
Año de publicación: 2021
1ª edición

En 2019 el IVAM (Instituto Valenciano de Arte Moderno) encargó a Paco Roca la realización de un cómic ex profeso para el centro de exposiciones. Si entonces el reto que se le planteaba era cómo podría ser un cómic contado en las cuatro paredes de un museo, dos años después de ese “experimento efímero” que tituló El dibujado, en el que los visitantes se pasearon por una de las salas del museo entre marzo y junio de aquel año 2019 prepandémico leyendo la propuesta prácticamente muda realizada para ese espacio, lo que Roca pretende ahora es “recuperar aquella historia para darle una lectura más íntima”, tal y como él mismo afirma.

“De nuevo no ha sido fácil la transformación –asegura Paco Roca, que ha estado trabajando durante siete meses para darle forma a la obra en ese trasvase de medios–, lo cual asevera que en el cómic continente y contenido van de la mano. Así que, para intentar mantener la lectura, ha hecho falta una edición cuidada en la que se aprovecharan las cualidades que nos da el libro, recurriendo a desplegables en algunas de las páginas, por ejemplo. Ahora por fin El dibujado vive en un libro, su patria de origen”, concluye.

Según afirma José Miguel G. Cortés, director del IVAM entre 2014 y 2020, “este proyecto ha modificado sustancialmente el modo y la manera de mostrar, y disfrutar, el cómic en un centro de arte o en un museo. Creo, sinceramente –subraya Cortés–, que el trabajo que Paco Roca desarrolló en el IVAM nos ha marcado sensiblemente. No para volver a esa discusión antigua y caduca de si el cómic debe o no estar en el museo, sino sobre otra que a mí me parece más pertinente: de qué modo el cómic puede ayudarnos a modificar nuestra presencia en los museos, cómo formamos parte de esa gran historia que se construye entre el dibujante, el dibujado y cualquiera de los que paseamos por sus salas”.

 

“El lenguaje del cómic es un ente vivo y apasionado, un diablillo al que le gusta desesperar a los estudiosos demostrando continuamente que no admite límites ni definiciones, sintiéndose tan a gusto en las páginas de un libro como en las paredes de un museo. Saltando de unas a otras como este personaje sin nombre que nos anima a seguirlo a mundos imposibles de maravillas por descubrir, haciéndonos intuir que el nombre de El dibujado ya lo sabíamos: Cómic.”

Álvaro Pons